Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas Noticias¿Qué hacer si el banco sube las comisiones de la cuenta corriente?

¿Qué hacer si el banco sube las comisiones de la cuenta corriente?

¿Qué hacer si el banco sube las comisiones de la cuenta corriente?

Los principales bancos de España han subido las comisiones de sus cuentas durante los últimos meses, lo que ha obligado a muchos clientes, que no estaban dispuestos a pagar más o a asumir las nuevas condiciones de vinculación a buscar alternativas.

El Ministerio de Consumo ha reconocido el derecho de los consumidores a mantener las condiciones originales de sus cuentas “si la oferta comercial incluía las expresiones sin gastos o cero comisiones”. En estos casos, ministerio y comunidades autónomas consideran “injustificado que una entidad bancaria modifique las condiciones de un contrato de forma unilateral con el fin de cobrar comisiones”, aunque esa modificación contractual se haya realizado de forma válida, según un comunicado publicado por el Gobierno.

Así, los clientes con una cuenta sin comisiones a los que se les cambie el contrato pueden reclamar a las autoridades de consumo de sus comunidades autónomas que, a partir de ahora, “tendrán en cuenta este criterio consensuado cuando tengan que resolver reclamaciones o iniciar expedientes sancionadores”.

Sin embargo, aquellos que prefieran no dedicar tiempo y esfuerzo a reclamar tienen otras opciones más rápidas para atajar el problema.

Muchos bancos han aumentado las comisiones de sus cuentas y han endurecido las condiciones para librarse de ellas al mismo tiempo. Así, algunos clientes que hasta no hace mucho sólo tenían que tener domiciliada su nómina para no pagar por el mantenimiento y los servicios básicos ahora necesitan cumplir otros requisitos adicionales como contratar un seguro o hacer un gasto mínimo con tarjeta.

El cliente debe valorar los nuevos requisitos y las comisiones en caso de no cumplirlos. Y, no es recomendable contratar productos extra que no se necesitan sólo para dejar de pagar comisiones, ya que lo que se ahorre por un lado se puede acabar pagando por el otro.

Algunas entidades comercializan cuentas digitales exentas de comisiones, incluso de condiciones de vinculación, pensadas para clientes que operan a distancia. Son una opción para aquellos que no están conformes con las nuevas condiciones de sus cuentas, pero quieren seguir formando parte del banco. En tal caso, se puede contactar con la entidad para preguntar si ofrece algún producto atractivo y, en caso afirmativo, abrir la nueva cuenta y cerrar la anterior.

Existe una amplia oferta de cuentas sin comisiones e, incluso, sin vinculación obligatoria. Se trata de cuentas corrientes que permiten llevar a cabo toda la operativa básica (transferencias, domiciliación de recibos, reintegros en cajeros, envío de dinero por Bizum, pago por el móvil, etc.) sin pagar comisiones y sin la necesidad de domiciliar ingresos regulares o contratar productos extra.

La Cuenta Corriente Open de Openbank, por ejemplo, no cobra comisiones por la operativa básica ni por la tarjeta de débito asociada que se puede usar para sacar dinero en los más de 7.000 cajeros del Santander. Además, permite ahorrar dinero en compras gracias a sus descuentos. Admite hasta cinco titulares, pero sólo el primero recibirá una tarjeta sin coste y no hace falta asumir ningún requisito de vinculación para contratarla.

Entidades como BBVA, Bankia, Cajamar, Abanca, Imagin y Liberbank también comercializan cuentas sin comisiones y sin nómina obligatoria, aunque algunas de las ofertas están reservadas para nuevos clientes.

La Cuenta Online Sin de Liberbank es un ejemplo. No tiene comisiones de mantenimiento ni por hacer transferencias siempre y cuando el cliente opere por canales digitales. Los titulares (admite hasta dos) recibirán una tarjeta de débito gratis cada uno con la que podrán sacar dinero sin coste en más de 18.000 cajeros nacionales. Está dirigida a nuevos clientes, no requiere domiciliar la nómina y puede contratarse por internet.

Aquellos que puedan domiciliar una nómina en el banco tienen más opciones a su alcance. La Cuenta Nómina de Bankinter, además de estar exenta de comisiones y de incluir una tarjeta de crédito sin cuotas anuales que da acceso a más de 17.000 cajeros gratis, tiene una rentabilidad del 5% TAE el primer año y del 2% el segundo para los primeros 5.000 euros. En dos años se pueden ganar unos 350 euros brutos. Para contratarla es necesario domiciliar una nómina de al menos 800 euros, tres recibos al trimestre y realizar como mínimo tres movimientos con tarjeta cada tres meses.

Otra opción es la Cuenta Nómina de ING, exenta de comisiones, con tarjetas gratuitas, acceso a 50.000 cajeros gratis y ventajas exclusivas como dos días de descubierto gratis para aquellos que domicilien una nómina, pensión o prestación por desempleo de cualquier importe o reciban transferencias de al menos 700 euros.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.