Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas Noticias¿Qué hacer si internet va lento?

¿Qué hacer si internet va lento?

¿Qué hacer si internet va lento?

La rapidez es una de las virtudes del mundo ‘online’, de ahí lo desesperante que resulta cuando internet ‘va lento’, más ahora que el teletrabajo es más que una excepción. Tener una buena wifi en casa es clave, ya que son pocos los dispositivos que se conectan mediante cable al router y la mayoría utilizan la red inalámbrica. Lo hacen así quienes trabajan desde casa y también quienes recurren a la red como entretenimiento: jugar ‘online’, ver vídeos… De ahí la importancia de una transmisión rápida de datos que evite las molestas interrupciones, los parones mientras vemos una película por streaming, las ralentizaciones durante un videojuego… Cuando esto se produce puede deberse a varias razones. Estas son algunas de las causas más comunes y las soluciones a este problema:

SI EL PROBLEMA ES QUE EL WIFI VA LENTO EN TODA LA CASA…

Si la conexión inalámbrica va mal en toda la casa e incluso los dispositivos que están conectados por cable con el router no van a la velocidad deseada, puede haber varias razones, con distintas soluciones.

1

Diagnóstico: La conexión que llega a casa no es lo suficientemente rápida. Esto se sabe realizando un test de velocidad de la conexión de fibra o ADSL. Hay numerosas páginas en las que se puede comprobar. Algunas son speedcheck.org o test de velocidad.es. Solo hay que seguir las instrucciones que se indica en cada una de ellas.

Solución: Si el test indica que la señal que llega a casa no alcanza los límites que establecen las condiciones de contrato, se puede reclamar a la compañía o, en última instancia, cambiar de empresa proveedora.

2

Diagnóstico: Si la conexión que llega a casa tiene la velocidad adecuada, el problema puede estar en el router, que se encuentre ralentizado o bloqueado.

Solución: Reiniciar el router. Lo más sencillo es reiniciar el router apretando el botón de reset y esperar unos minutos a que vuelva a establecer todas las conexiones.

3

Diagnóstico: Algún dispositivo está ralentizando la red.

Solución: Desconectar del wifi uno de los aparatos conectados, comprobar la velocidad de la red y volver a conectarlo. Repetir el proceso uno a uno con todos los que estén wifi de casa para detectar cuál es el problema y, una vez localizado, comprobar si está bien la conexión o es preciso actualizar el software. Si el aparato ‘culpable’ es un ordenador o dispositivo móvil, sería conveniente utilizar algún antivirus por si hubiera instalado algún ‘malware’ (software malicioso) que esté ocupando la red de forma subrepticia.

4

Diagnóstico: Si la conexión es correcta y el router va bien pero toda el wifi de casa va despacio, es el momento de mirar si alguien de fuera de casa está utilizando la red. Hay software ‘online’ como Wireless Network Watcher, Angry IP Scanner o Wireshark (este es algo más complicado) o páginas como whofi.com e incluso apps de móvil com Net Scan o Fing en Android que se pueden descargar para analizar qué aparatos están conectados a la red local en cada momento e ir identificándolos .

Solución: Cambiar el nombre y la contraseña de la red en el router. No hay que olvidarse de actualizarla también en todos los dispositivos de la casa conectados a internet.

SI EL WIFI ES LENTO SOLO EN ALGUNAS HABITACIONES…

En ocasiones, la ralentización no afecta a todo el hogar, sino solo a algunas estancias, llegando a impedir que en ellas se pueda incluso navegar. Una buena manera de comprobar que la conexión wifi llega bien a toda la casa es utilizar una tablet o móvil y poner en ella vídeo en streaming e irse moviendo de una habitación a otra para detectar si en alguna se producen ‘tirones’ o se pierde calidad en la reproducción o incluso llega a pararse. En este caso hay varias soluciones al problema:

Recolocar el router.

Un router transmite la señal en todas las direcciones, por lo que si está colocado en un extremo de la casa, es probable que en el lado opuesto llegue débil y la conexión sea muy lenta o incluso haya cortes. La mejor ubicación sería lo más en el centro posible, y sin objetos alrededor que interfieran la transmisión. Si el router tiene antenas, es mejor orientar cada una en una posición diferente para dirigir la señal hacia la mayor cantidad de habitaciones posible. También es útil eliminar las posibles interferencias cerca del router, sobre todo de muebles metálicos, electrodomésticos como el microondas o dispositivos como cámaras web, teléfonos fijos o monitores de ordenador.

Cambiar de banda el wifi

Los routers actuales suelen tener dos bandas que aparecen con dos nombres diferentes al configurar el router. La de 2,4GHz llega más lejos y atraviesa mejor las paredes, pero es más lenta, mientras que la banda de 5 GHz tiene menos interferencias y una transmisión de datos más rápida. Teniendo esto en cuenta, lo idóneo si la conexión no es fuerte en toda la casa es configurar en la primera de estas bandas aquellos dispositivos en los que la velocidad no es lo más importante como asistentes virtuales o móviles y en la banda de 5 GHz los dispositivos que están más cerca del router y necesitan la conexión más rápida para jugar o ver video mediante streaming.

Utilizar repetidores

Si la casa es muy grande o es alargada quizás sea mejor colocar repetidores wifi que lleven más lejos la señal del router o crear una red en malla, sobre todo si está construida en más de una planta. Los repetidores son fáciles de instalar, solo hay que conectarlos a la red eléctrica y enlazarlos con el router, mientras que para crear las redes en malla consisten en una estación base a la que se conectan distintos puntos de acceso de forma que el acceso de todos ellos es más equilibrado. También es posible que el router no tenga suficiente potencia o se bloquee con facilitad y, en este caso, habría que valorar la posibilidad de comprar uno más potente.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.