Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasCómo ahorrar en la factura de la luz tras su subida de su precio

Cómo ahorrar en la factura de la luz tras su subida de su precio

Cómo ahorrar en la factura de la luz tras su subida de su precio

Enero no sólo ha traído el temporal de nieve y frío Filomena, que ha congelado las temperaturas, también un importante aumento del precio de la luz. Concretamente, un 27% más en el precio en tarifa regulada, al pasar de 13,24€ por kilovatio/hora a inicios de 2020 a 16,81€, en los primeros días de 2021. Por este motivo, desde la Unión de Consumidores de Extremadura queremos ofrecer unos pequeños consejos sobre cómo ahorrar en la factura de la luz:

En primer lugar es recomendable que ajustemos la potencia eléctrica contratada para ahorrar energía. La potencia contratada es la cantidad de energía eléctrica que puede circular por tu instalación al mismo tiempo. Define la cantidad de electrodomésticos puedes enchufar de forma simultánea. Si en tu casa nunca han saltado los plomos, ni siquiera cuando pones a la vez la lavadora, el horno, el lavavajillas y el aire… Puede ser que tengas margen para contratar menos potencia de la que estás pagando.

Asimismo, no podemos olvidarnos de los llamados “vampiros eléctricos” o aparatos en stand-by. El consumo silencioso de estos aparatos te puede salir más caro de lo que crees. Apagar todo lo que se queda en stand-by (televisiones, ordenadores, equipos de música…) se puede traducir en un ahorro de un 10% de todo lo que consumes. 

El gasto en calefacción también puede suponer un gasto importante. En este sentido se recomienda que la temperatura ideal para calentar un hogar, es de 19º a 21ºC. Sólo un aumento de 1ºC, elevaría un 7% el gasto de energía. De igual forma, es recomendable aprovechar las horas de luz, bajar las persianas cuando ya sea de noche y correr las cortinas, así evitaremos que se pierda el calor acumulado durante el día.

Por último, debemos utilizar con inteligencia nuestros electrodomésticos y elegir los programas que funcionan a temperaturas bajas, ya que al calentar el agua es cuando más consumen. Por ejemplo, si utilizamos la lavadora a una temperatura de entre 40ºC y 60ºC, podríamos conseguir un ahorro del 40% en nuestra factura de la luz.

 

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.