Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasConsejos para reutilizar los posos del café

Consejos para reutilizar los posos del café

Consejos para reutilizar los posos del café

Hay personas que no saben vivir sin café. Esta bebida, obtenida a partir de los granos marrones de la planta del café, les hace funcionar por las mañanas y conseguir la energía que necesitan para un largo día de trabajo.

El café también puede suponer un placer reconfortante para los más ‘culturetas’, ya que supone el maridaje perfecto con un buen libro para poder desconectar un poco de la rutina.

Se recomienda no tomar esta bebida en exceso, ya que puede causar insomnio a algunas personas debido a la cafeína que contiene y actúa como un estimulante del sistema nervioso central. Además, no beber café con moderación también puede llegar a provocar taquicardias.

Si eres una persona cafetera, lo más normal es que prepares café en casa al menos una vez al día, ya sea con la típica cafetera clásica italiana o con cápsulas. Si después de ello, tiras directamente los posos del café o las cápsulas, no lo hagas. Puedes darles una segunda vida. 

Con este pequeño gesto podemos ser un poco más sostenibles y conscientes en nuestro día a día reutilizando algo tan simple como los posos del café. Si utilizas cápsulas, lo único que tienes que hacer es cortar la lámina metálica para poder acceder a los posos.

¿Para qué sirven? te estarás preguntando. Esto es todo lo que puedes hacer con los posos del café en lugar de tirarlos a la basura.

Acaba con el mal olor

Prueba a guardar los restos del café en un pequeño tarro de cristal y guárdalo en el frigo. De esta forma tendrás un ambientador natural. Los posos absorberán los malos olores de tu frigorífico y lo neutralizarán desprendiendo aroma a café. Además, puedes añadirle limón y algunas especias aromáticas para que huela mejor.

Limpia las tuberías

Si tienes problemas de malos olores en los desagües, puedes hervir en agua los posos del café y verterlos (estando todavía calientes) por las tuberías.

Para lavarte las manos

Otro truco que puedes llevar a cabo con los restos del café es lavarte las manos con él cuando estés cocinando. De esta manera eliminarás los olores que se hayan quedado impregnados en tus dedos después de haber estado, por ejemplo, manipulando pescado, cebolla o ajo. Frótate las manos con los posos del café y después retíralos con agua y jabón.

Exfoliante natural

No hay producto de cosmética más natural y ecológico que este. Espera a que los posos de las cápsulas o de la cafetera estén secos, ve guardándolos en un tarrito y cuando tengas suficiente, utilízalo como exfoliante natural para tu piel por su rugosidad y sus propiedades antioxidantes.

Abono para las plantas

A partir del café podemos fabricar abono de buena calidad a través del compostaje, es decir, mezclando los restos de café con diferentes residuos orgánicos para que se vayan descomponiendo. De esta forma conseguiremos reciclar parte de los residuos que generamos en casa y obtendremos abono para nuestras plantas.

Repelente de insectos como las hormigas

Si tienes hormigas en casa y, sobre todo, merodean por tu cocina, prueba a espolvorear los posos del café una vez que esté secos sobre zonas estratégicas para ahuyentarlas.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.