Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasConsumo trabaja en un mecanismo extrajudicial para las decenas de miles de reclamaciones a las aerolíneas

Consumo trabaja en un mecanismo extrajudicial para las decenas de miles de reclamaciones a las aerolíneas

Consumo trabaja en un mecanismo extrajudicial para las decenas de miles de reclamaciones a las aerolíneas

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha anunciado este lunes que su departamento trabaja en la creación de un mecanismo extrajudicial para resolver las reclamaciones a las aerolíneas, de carácter vinculante, ante la gran cantidad de quejas registradas por los consumidores.

Durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso, Garzón ha detallado que están en conversaciones con la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) para fomentar un mecanismo extrajudicial que resuelva estas reclamaciones.

Las aerolíneas tienen la obligación legal de devolver el dinero, ha recordado el titular de Consumo, que ha lamentado que no existe ningún mecanismo que obligue a estas empresas, de manera que el recorrido que tiene que hacer un consumidor en caso de que no haya una resolución rápida con la aerolínea es ir a los juzgados.

Es un procedimiento tan costoso que la mayor parte de la gente no lo recorre, de manera que las aerolíneas “se van de rositas”, ha lamentado. “Lo que no puede ser es que los consumidores tengan que recorrer todo ese camino, ir a jueces y buscar abogados para recibir la devolución de un billete a la que tienen derecho, pero que ejercer ese derecho le puede costar mucho tiempo y dinero, cuestión que hace que la mayoría ni lo intente”, ha advertido.

Para resolverlo, Consumo ha planteado la creación de este mecanismo extrajudicial. “Las aerolíneas tienen que devolver ese dinero y este ministerio va a trabajar para garantizar la devolución de ese dinero porque estamos hablando de un contrato pagado, pero que no tiene la prestación del servicio”.

Más de 7.000 reclamaciones pendientes

En al misma comisión, el ministro de Consumo, ha afirmado que hay más de 700.000 reclamaciones pendientes de consumidores que pueden salir a la luz cuando termine el estado de alarma en una estimación “conservadora” de la AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea).

Durante su comparecencia ante la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso, Garzón ha mostrado su preocupación porque la cifra final podría llegar a “millones de reclamaciones” si se extiende del transporte al resto de sectores e invita a las empresas a sumarse al sistema arbitral de consumo para resolver problemas sin tener que acudir a los tribunales.

El titular de Consumo llama a evitar “un cuello de botella en las distintas Administraciones Públicas”, ya que la competencia está compartida con las comunidades autónomas y los ayuntamientos, sostiene que las AA.PP. “no tienen recursos” “ni capacidad suficiente” para tramitar las reclamaciones “de forma óptima”

Para intentar capear el temporal ante la avalancha de reclamaciones, ha pedido a las CC.AA. que refuercen sus servicios de inspección y de protección a los consumidores.

Límites a los precios de las mascarillas

Garzón también ha defendido la decisión de su departamento de establecer un precio máximo para las mascarillas quirúrgicas, asegurando que la medida ha sido “efectiva” y que las críticas que han llegado desde la oposición son “pura propaganda”. El mercado saturado por la crisis sanitaria no tenía oferta suficiente para la demanda creciente que se estaba produciendo, según ha señalado, y eso provocó que muchos usuarios hicieran acopio de mascarillas y produjeran un desabastecimiento general y la inflación de los precios.

Por su parte, el portavoz de Vox en esta comisión, Ignacio Garriga, considera que el ministro ni ha hecho “ni una a derechas” en esta crisis sanitaria y le ha acusado de generar incertidumbre y de limitar libertades a la población. Mientras, su homólogo de Ciudadanos, Marcos de Quinto, ha lamentado que el Ejecutivo haya “castigado” a las farmacias “previsoras” que compraron mascarillas antes de la limitación de precio. 

En otro orden de cosas, el ministro ha celebrado que en la actualidad no haya ningún anuncio en páginas web o correos en internet sobre los juegos online y ha explicado que ha podido prohibir de forma total esta publicidad gracias al estado de alarma y que, por lo tanto, esta situación es “temporal“. Tras aprobar el decreto ley sobre esta materia, el pasado 3 de abril, según ha asegurado, se han reducido “enormemente” la práctica de juegos como el poker online,  cuyo consumo había aumentado tras la declaración del estado de alarma.

Tras estas palabras, la portavoz de Esquerra Republicana (ERC), Pilar Vallugera, ha mostrado su sorpresa porque la publicidad en Internet de estos juegos se haya podido bloquear de forma total ya que, según ella misma ha explicado, en una comparecencia anterior del ministro en el Congreso, Garzón habló de las dificultades para conseguirlo, dada la dificultad de controlar Internet por su propia naturaleza.

Durante su intervención, el ministro también ha sido cuestionado por los últimos nombramientos que ha realizado en su departamento. La portavoz del PP en esta comisión, Carmen Riolobos, ve “miserable” que Garzón haya engordado el Ministerio de Consumo con seis nuevas subdirecciones generales, incrementando el gasto de forma “desmedida e innecesaria” y “colocando” a dedo a sus “camaradas comunistas”.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.