Plaza de Santa María, 2, Mérida       924 38 71 78
InicioUltimas NoticiasEl “buzón covid” de la CNMC recibió 700 denuncias en cuatro meses

El “buzón covid” de la CNMC recibió 700 denuncias en cuatro meses

El “buzón covid” de la CNMC recibió 700 denuncias en cuatro meses

El 31 de marzo, en lo peor de la primera ola de la pandemia, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) habilitó un buzón “para recibir información, denuncias o consultas relacionadas con el covid-19”, según anunció el supervisor en un comunicado. El buzón se cerró a finales de julio, cuatro meses después, con la llegada de la denominada “nueva normalidad”, pero el balance final no había trascendido. Según los datos a los que ha tenido acceso infoLibre, la plataforma ha recibido un total de 698 denuncias de abril a julio

De esa cantidad, una cifra cercana al 50% han sido denuncias por posibles abusos del sector financiero. No hay detalles porcentuales, pero portavoces del órgano supervisor confirman que “la información por sectores con el total desagregado es similar a la de junio” de 2020, cuando se hizo el último balance del buzón habilitado. Entonces el sector financiero copaba el 45% de las quejas. A continuación el siguiente sector que más denuncias ha recibido tiene que ver con el de seguros, seguido del sector funerario y del de productos sanitarios.

El buzón covid ha permitido al organismo que preside Cani Fernández abrir dos investigaciones: la primera, anunciada el pasado 23 de diciembre, sobre varias identidades financieras cuyo nombre no ha sido desvelado “para determinar si sus conductas a la hora de conceder créditos ICO suponen actos desleales”; los créditos ICO se han utilizado para ayudar a empresas y autónomos en apuros durante la pandemia, llegándose a movilizar más de 140.000 millones en 2020.

En concreto, la CNMC encara tres líneas de investigación en el sector financiero: ver si algunos bancos han vendido “productos cruzados” a la hora de comercializar los créditos (seguros, televisores u otros electrodomésticos, servicios de alarma), ver si se ha aprovechado la existencia de estos préstamos para reestructurar productos financieros previos y ver si los beneficiarios de dichos créditos han tenido que desembolsar algún tipo de pago previo no exigido por el ICO pero sí por los bancos.

La segunda investigación tiene que ver con la aseguradora DKV Seguros y Reaseguros, a la que Competencia investiga” por una posible conducta anticompetitiva”. La firma de seguros habría eliminado unilateralmente en pólizas de clientes trabajadores autónomos el riesgo de incapacidad temporal durante el estado de alarma, algo que es ilegal. Todas estás supuestas malas prácticas han llegado gracias al buzón.

Ambas pesquisas se deben al buzón covid, que paradójicamente continúa recibiendo información aunque no se encuentre en teoría hábil. “Posteriormente, han seguido entrando peticiones por el buzón covid, teóricamente desactivado, otras a través de la sede y otras a través del buzón general de la web”, indican en CNMC. “A partir de agosto el buzón no estaba activado como tal, pero se seguía atendiendo a las consultas que llegaban a través de esa dirección mail. Concretamente, se les respondía que las denuncias las podían hacer a través de la sede electrónica de CNMC”. 

En el supervisor califican de “útil” la herramienta. “De nuevo hemos visto que la colaboración entre ciudadanos y administraciones públicas es imprescindible. Necesitamos esa ayuda para detectar prácticas anticompetitivas que nos perjudican a todos”, afirman en CNMC, a la vez que piden a los usuarios seguir escribiendo y aportando pruebas a través del buzón anónimo de ionformantes o de la sede electrónica. “Ha sido una herramienta esencial durante los meses de confinamiento, pero tenemos estos otros canales disponibles de forma continuada”, agregan los portavoces.

Curiosamente, los dos sectores más denunciados por los usuarios –banca y aseguradoras– chocaron durante el confinamiento. En abril, el Colegio General de Mediadores de Seguros de Barcelona denunció las “prácticas abusivas de las entidades bancarias” ya que, según el propio colegio, las entidades forzaban a sus clientes a vincular los créditos ICO con la contratación de seguros varios del propio banco.

Facebooktwitter
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.