El Gobierno prepara una rebaja de hasta el 5% en la factura anual del gas de unos 1,5 millones de hogares y pequeños consumidores para el próximo 1 de octubre. La rebaja se producirá tras revisar la fórmula de cálculo de la tarifa regulada, al objeto de incorporar nuevos peajes y la caída del precio del hidrocarburo en los mercados internacionales.

El Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco) ha sacado a información pública un proyecto de orden ministerial para modificar la metodología de cálculo de la Tarifa de Último Recurso (TUR) de gas natural, e incorporarle los nuevos peajes aprobados en julio por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

El importe de la TUR aplicada a cada consumidor se revisa trimestralmente en función de una fórmula matemática que incluye los costes de la materia prima, los peajes de acceso en vigor, los costes de comercialización de las empresas y los costes derivados de la seguridad de suministro.

Los nuevos peajes de la CNMC provocarán un descenso del 1% en la factura anual de los consumidores acogidos a la TUR 1 -hasta 5.000 kWh de consumo anual-, y del 3,4% en la factura de los consumidores acogidos a la TUR 2, con una demanda anual de 5.000 kWh a 50.000 kWh. Los cálculos de la Cartera de Teresa Ribera coinciden con los del Regulador.

El precio del gas baja un 8,8%

A esta rebaja directa por el cambio en el importe de los peajes hay que añadir la reducción que está experimentando el gas en los mercados internacionales, que el Miteco calcula en un 8,8%. Sólo este abaratamiento provocaría una bajada del 2,06% en la TUR 1 y del 2,72% en la TUR 2.

Por lo tanto, al combinar los nuevos peajes con la bajada del gas, en la próxima revisión de la TUR, que entra en vigor el 1 de octubre, la TUR 1 experimentará una rebaja del 2,11% con relación a la vigente, mientras que la TUR 2 registrará una reducción superior, del 4,92%.

La revisión de los peajes de la entidad dirigida por Cani Fernández no sólo ha reducido su importe; también los ha transformado, eliminando alguno y modificando la estructura de otros, y sólo una parte del nuevo diseño regulatorio entrará en vigor el 1 de octubre; una segunda parte lo hará en octubre de 2021.

El Miteco señala que no puede calcular el impacto de las modificaciones que entren en vigor el año que viene, porque no es posible prever los valores de peajes que apruebe la CNMC para el año de gas 2021-2022, “especialmente a la vista de la evolución en el mercado de gas en las excepcionales circunstancias económicas y de consumo energético ocurridas durante 2020”.